Infraestructuras e Industría

IIOT

El Internet Industrial de las Cosas (IIoT) es el conjunto de sensores, instrumentos y dispositivos autónomos conectados a través de Internet a aplicaciones industriales y estructurales. Esta red permite recopilar datos, realizar análisis y optimizar la producción, aumentando la eficiencia y reduciendo los costes del proceso de fabricación y prestación de servicios, como puede ser:

  • Dotar de inteligencia a la fábrica: Una de las principales aplicaciones del IoT es la posibilidad de obtener información de estos dispositivos hiperconectados, lo que ayuda a comunicar a los puestos de responsabilidad o de decisión estratégica el estado de los procesos. También permite administrar en remoto los activos de la planta.
  • Mejorar la eficiencia de los procesos: con el IoT, la maquinaria puede automatizarse más fácilmente, traduciéndose en una optimización de la eficiencia en todos los procesos que se beneficien de esta hiperconectividad. La maquinaria puede conectarse a través de un software para llevar a cabo una monitorización constante con el fin de parametrizar el funcionamiento de toda la cadena de producción.
  • Optimizar el control de existencias: las herramientas IoT permiten conocer, en tiempo real, en qué estado están los pedidos realizados a la maquinaria, ya sean de materiales o de acciones como tal. Además, los técnicos reciben información constante para saber si la cadena de suministro se ha visto afectada o si algún pedido pendiente no está llegando y cuál es la razón de esto.
  • Garantizar un mantenimiento predictivo: gracias al mantenimiento predictivo posibilitado por los dispositivos IoT asociados a la maquinaria, la compañía puede estar siempre en posesión de toda la información necesaria para evitar que tengan lugar errores de cualquier tipo. Además, esta ventaja competitiva también puede utilizarse para averiguar cuál es el coste de un proyecto antes siquiera de ponerlo en marcha.
  • Mejorar la seguridad en la planta: en el caso de que surja cualquier tipo de falla que pueda poner en riesgo a los operarios de una planta, los sistemas IoT pueden detectar y activar una alarma para advertir de ello. Además, la sensorización de una fábrica también permite obtener información de las potenciales fallas para tomar medidas y que no vuelvan a suceder, teniendo esto una gran relación con el mantenimiento predictivo. Algunas empresas equipan a sus empleados con wearables que avisan a los usuarios cuando dejan de trabajar en condiciones o entornos seguros.
  • Reducir costes: otra de las principales aplicaciones del IoT en la industria es la reducción de costes asociada a trabajar con una base de datos enriquecida, con una información valiosa que permita tomar decisiones óptimas con resultados productivos en operaciones, producción, ventas e incluso en marketing. Todas las funciones mencionadas anteriormente se suman y hacen que los costes caigan de forma considerable.
industria-iot

¡Empieza hoy mismo!

Consigue un servicio dedicado y robusto de conectividad IoT

en cualquier sitio del planeta con la aplicación de observación terrestre